Muestras, ¿tan importantes son?

Publicado el : 22/11/2020 09:35:29
Categorías : Tutoriales y consejos

Muestras, ¿tan importantes son?

Ante la ilusión de empezar un nuevo proyecto y verlo avanzar, la idea de "perder el tiempo" haciendo una muestra es tentadora. ¿Tan importante es la muestra? Si uso la misma lana y agujas del patrón, todo va a salir a la primera, ¿cierto?

Pues no.

Cada persona tiene una tensión diferente a la hora de tejer. En líneas generales podemos decir que con una misma lana y número de agujas, de media, la tensión será más o menos la misma... pero influyen otros factores: ¿las agujas son de metal o de madera?, ¿estamos relajados cuando tomamos las agujas o tenemos la cabeza en otras mil batallas?, ¿es la primera vez que tejemos con este precioso hilo que contiene seda que recomienda el patrón?, ¿quizás somos expertos tejedores pero esta es nuestra primera incursión a una técnica nueva como el stranded knitting, que supone todo un cambio en la gestión de hebras y tensión?,...

Tejido en las agujas

Photo by rocknwool on Unsplash

Las herramientas, los materiales, nuestro estado de ánimo... todo puede influir en la tensión del tejido. De ahí la importancia de hacer primero una muestra, para anticiparnos a los problemas que pudieran surgir.

Pero no únicamente por la tensión es importante hacer muestras. Según con qué fibras trabajemos, una madeja puede variar mucho su aspecto una vez tejida, tanto en la tensión como en cómo lo percibes. Quizás una lana con speckles que te encantaba, una vez tejida ves que no encaja con el motivo del patrón que habías elegido... mejor descubrirlo en una muestra de 10 centímetros que una vez terminado el jersey.

Por último pero no menos importante: las muestras deben tratarse como tratarás el tejido final. Es decir: deben bloquearse. Hay lanas que una vez mojadas se airean y se vuelven más esponjosas de lo que parecían recién salidas de la madeja. Esto cambiará la tensión y el aspecto final de la pieza, dando resultados inesperados... si no has hecho una muestra.

Vamos a ver la importancia de hacer y contar correctamente las muestras con un ejemplo.

Normalmente, para calcular una muestra el patrón nos pide que contemos el número de puntos y el número de filas (o vueltas, si tejemos en circular) que hay en 10 centímetros.

¿Tiene que ser 10 centímetros? ¿Con 1 centímetro no podemos hacer el cálculo? Aunque pueda darnos pereza, es importante tejer estos 10 centímetros por lo menos.

En primer lugar porque, como puedes ver en las imágenes, estos puntos que hemos tejido, sobre todo según con qué material trabajemos, no siempre nos quedan regulares. A veces ocupan un poquito más o un poquito menos: al tejer 10 centímetros estaremos haciendo una media, minimizando así el margen de error.

Muestras de puntos y muestras de tensiónEn segundo lugar porque, si quisiéramos hacer nuestro propio patrón o ajustes al mismo, 10 es un número fácil con el que hacer los cálculos, las multiplicaciones y divisiones.

Finalmente, también deberías tomar varias veces la medida y en diferentes zonas de la muestra, precisamente por esta variedad en el grueso y suelto de los puntos. Si tomas la medida 3 veces, te quedas con el valor que se repita 2 veces... si te da 3 veces diferentes, toma la medida de nuevo. Si todos los valores son diferentes, súmalos entre ellos y divídelos por el número de veces que has tomado la medida para conseguir la media.

Por ejemplo: has tomado la medida 5 veces y has obtenido los valores 26, 27, 26, 25 y 27. Suma 26+27+26+25+27 (=131) y divide entre 5 (las veces que has tomado la medida). El valor resultante es 26.2, que redondeando serían 26 puntos en 10 centímetros, aunque para hacer cálculos más precisos puedes mantener el decimal hasta el final de tus cuentas.

Ahora imagina que el patrón te pide una muestra de 24 puntos y 32 filas por 10 centímetros (esto sería 2.4 puntos y 3.2 filas por centímetro).

Si no hicieras muestra, o lo calcularas antes de bloquear la muestra y el tejido se expandiera o encogiera tras ella, o lo calcularas sobre menos centímetros... podría darse el caso que en realidad tuvieras, por ejemplo, 2.6 puntos por centímetro. No parece mucho, no llega ni al punto por centímetro, ¿verdad?

Tejes el jersey para un contorno de pecho de 100 centímetros, por ejemplo. El patrón te manda aumentar hasta 252 puntos. Según el patrón esto debería dar para un ancho de jersey con una holgura de 5 centímetros.

Ahora bien, como tu tensión es más ajustada, estos 0.2 puntos por centímetro (2 puntos cada 10 centímetros: 21 puntos en total) se han convertido en... un jersey que mide unos 96 centímetros de contorno de pecho y no te entra.

Siguiendo el patrón que te corresponde, siguiendo los puntos que tocan y haciéndolo todo bien (menos la muestra), has perdido el tiempo y el material por no dedicar unas horas a hacer una muestra.

¿Merece o no la pena hacer una muestra antes de empezar?

Jersey Antler pequeño

Photo by Ksenia Makagonova on Unsplash

¿Necesitas algunos trucos para que te de menos pereza realizar las muestras? 

Hay un gran número de formas de montar puntos y otro número igual de grande de cerrarlos. ¿Quieres practicarlos antes de aplicarlos a tu próximo proyecto? Las muestras son un buen momento para aprender nuevas formas de montar puntos y ver cómo quedan. Una vez terminada la muestra, aplica un nuevo cierre que todavía no habías practicado.

Puedes ver algunos montajes de puntos en este artículo

¿Otra idea para engañar a la pereza? Guarda tus muestras, y cuando tengas suficientes podrás unirlas todas en una curiosa colcha de patchwork tejido: contempla tus muestras como un nuevo proyecto en sí mismas.